Home » Curiosidades » ¿Por qué la preparatoria te acompaña para siempre?

¿Por qué la preparatoria te acompaña para siempre?

La psicología y biología que hacen del estrés adolescente en la preparatoria algo tan memorable.

El poeta romántico inglés Robert Southey creía que

“los primeros 20 años son la mitad más larga de tu vida, sin importar cuánto tiempo puedas vivir”.

De hecho, los investigadores de memoria han identificado algo llamado “The Reminiscence Bump” (el tropiezo del recuerdo), que confirma que los recuerdos más fuertes de los eventos en nuestras vidas provienen de cosas que nos sucedieron entre las edades de 10 y 30 años.

Por qué los años de la preparatoria son especiales

Para muchas personas, los años más recordados y cargados de emoción se pasan en la preparatoria. Enamoramientos románticos no correspondidos; vergüenza crónica; luchas desesperadas por la popularidad; despertar sexual; presión parental y, sobre todo, competencia: social, deportiva, académica y de otro tipo.

La angustia de estos años nos sigue a través de la vida, y los sentimientos conflictivos que muchos de nosotros albergamos acerca de la prepa alimentan la popularidad de programas de televisión y películas como Beverly Hills 90210, Mean Girls, Heathers, The Breakfast Club y Fast Times en Ridgemont High , por nombrar unos cuantos.

¿Por qué destaca tanto este momento de la vida que lo hace quedarse el resto de nuestros años? Parte de esto se debe sin duda a cambios en la sensibilidad del cerebro a ciertos tipos de información durante la adolescencia, pero esta no es toda la historia.

Para algunos de nosotros, la preparatoria brilla como un reino encantado en comparación con el cual cualquier otra etapa de la vida se queda corta. Para otros, es recordado como un infierno sin fin de tormentos diarios.

Para la mayoría de nosotros, es algo intermedio, pero no obstante emocional. Y las emociones fuertes equivalen a recuerdos fuertes; Incluso la música de esos años se imprime en nuestro cerebro como nada que venga después.

Hay muchos factores que interactúan para hacer que nuestros recuerdos de adolescencia sean tan vívidos, pero es la colisión entre los mecanismos psicológicos evolucionados necesarios para el éxito en nuestro mundo ancestral de cazadores-recolectores y la institución moderna de la preparatoria la que es responsable.

La evolución y los años de la adolescencia

Nuestros antepasados prehistóricos vivían en grupos relativamente pequeños donde conocían a todos los demás a largo plazo. La mayoría de las personas viviría en este grupo, y la posición social se determinó desde la adolescencia.

Por lo tanto, desde una perspectiva evolutiva, la competencia de la adolescencia era de hecho un asunto de vida o muerte.

En nuestro mundo moderno, por supuesto, uno puede mudarse a nuevos lugares después de la graduación y comenzar de nuevo.

Los botones psicológicos que se presionan en el cerebro adolescente hacen que la importancia de nuestras vidas sociales anule todo lo demás. La popularidad con los grupos de pares puede convertirse en una obsesión, ya que son las personas de su propia cohorte de edad contra quienes se les clasificará para siempre.

El conflicto con los padres suele ser inevitable en este momento. Los padres están preocupados por el éxito de sus hijos, pero su perspectiva suele ser más a largo plazo en comparación con la del adolescente.

La forma en que el estudiante de preparatoria elige pasar el tiempo libre y con quién elige salir, puede convertirse en un verdadero campo minado.

Nuestros sesgos cognitivos

La preparatoria es probablemente la última vez en la vida en que las personas se unen sin una razón, ya que tienen la misma edad y viven en la misma área.

Sí, las preparatorias del menudo están segregadas por antecedentes económicos y raza, pero para muchos todavía hay más mezcla en la vida cotidiana de lo que se encontrarán más adelante.

Después de la preparatoria, las personas comienzan a clasificarse según la inteligencia, los valores políticos, los intereses laborales y una amplia gama de otros dispositivos de detección social.

Al mismo tiempo, sin embargo, las personas que conoció durante la educación media, siguen siendo su grupo social base, precisamente porque tienen la misma edad que usted y porque comenzaron en el mismo lugar.

Entonces, sabiendo todo esto, ¿estás esperando tu próxima reunión de generación de preparatoria, o no?